Rutas por Catalunya. Turismo en grupo o en familia.
11 Ago 2020

Rutas por Catalunya. Turismo en grupo o en familia.

HISTORIA, ARTE, CULTURA Y GASTRONOMÍA, EN SU CONJUNTO, CONFORMAN UNA AMPLIA Y VARIADA OFERTA TURÍSTICA.

El turismo se ha convertido en un elemento cotidiano de nuestras vidas, generando la necesidad de conocer nuevos lugares. A pesar de que este año es un verano diferente y las intenciones de viaje también han cambiado respecto a lo que se ha venido haciendo hasta ahora. En una última encuesta realizada por la Diputación de Barcelona en el mes de julio, se ha estimado que un tercio de los residentes en la provincia de Barcelona tenía intención de hacer un viaje de proximidad este verano. Sigue la tendencia marcada en la voluntad de las familias esta temporada y que sale reflejada en las informaciones y tendencias de los diferentes países de la Unión europea. Del resultado de esta Encuesta ciudadana Ómnibus, se desprende que la mayoría de familias tiene interés en su territorio de proximidad. En el caso de Catalunya, históricamente, se ofrece una amplia y variada propuesta turística.

El destino turístico catalán presenta un paisaje diverso, enriquecido con los contrastes que ofrece ir desde el mar a la montaña y que permite recorrer desde un paraje natural hasta el turismo de ciudad pasando por rutas pirenaicas o conociendo el arte, la cultura y la gastronomía del territorio.

Fachada principal del recinto modernista de Sant Pau en Barcelona

El paisaje de Catalunya no se entendería sin las formas del #modernismo ya que hay decenas de edificios llenos de simbolismo, color y fantasía. Obras como las de Antoni Gaudí, Puig i Cadafalch o Lluís Domènech i Montaner son las más remarcables y repartidas por todo el territorio que ofrece un espectacular mosaico modernista. Aparte de Barcelona que concentra buena parte de las obras más espectaculares de estos artistas, no hay que dejar de lado un recorrido por Manresa, Reus, Mataró, La Garriga o Terrassa que disponen también de rutas modernistas en su entorno.

Todo ello forma parte de la historia del destino turístico a la que hay que añadir un legado Patrimonio de la Humanidad donde destacan conjuntos arquitectónicos de iglesias románicas como la Vall de Boí, pasando por el tesoro arqueológico Tarraco o de los monasterios cistercienses de Poblet, Santes Creus y Vallbona de les Monges en una propuesta turística muy complementada en la Ruta del Císter. El territorio es rico en historia y permite adentrarse en la cultura griega y romana. Se puede encontrar su huella en el yacimiento arqueológico del Born, en Barcelona o en las ruinas de Empúries, en la comarca del Alt Empordà por poner algunos ejemplos. El recorrido por el territorio, también permite conocer otros tesoros de estilo gótico de los que se puede destacar el Palau de la Generalitat, actual sede del gobierno de Catalunya o la Catedral de Vic, del siglo XIV. La pintura y la arquitectura forman parte de su identidad y, en conjunto, el legado cultural es inmenso.

La amplia y variada oferta de rutas por Catalunya permite hacer un itinerario guiado para conocer la Ruta de los Íberos, la Costa Mediterránea o el rastro de la herencia hebraica visitando las Juderías y los antiguos “calls” de los barrios judíos en Barcelona o Girona. Se puede continuar por la revolución industrial visitando las colonias textiles del Llobregat o la arquitectura más vanguardista y siempre viva en edificios como la Torre Agbar, el Mercado de Santa Caterina o el nuevo Museo del Diseño en Barcelona, ​​inaugurado el 2014.

Tramo de recorrido del “Camí Ignasià” en Catalunya

Para los interesados ​​en turismo religioso, Catalonia Sacra creó una propuesta turística para dar a conocer el patrimonio arquitectónico y artístico vinculado a la iglesia. Los tesoros monumentales florecen todo el territorio y que se pueden recorrer a través del Camino Ignaciano o del Camí Oliva que conectan pueblos y ciudades y generan un foco de atracción cultural, natural y artístico.

No se entendería conocer y visitar un territorio sin acercarse a su gastronomía y enoturismo para descubrir el mundo de sus vinos y los productos de la tierra. La tradición vitivinícola se encuentra tanto en los Pirineos como en la Costa Brava, el Penedés, o el Priorat. Y es que hay un total de once denominaciones de origen, diferentes, mas la DO de Cava. Todo ello da una idea de que la cultura del vino está muy extendida. En todo el territorio se pueden encontrar bodegas modernistas, rutas de senderismo y cicloturismo que permiten descubrir las diferentes denominaciones de origen de la producción vinícola y acompañarlo de una oferta gastronómica con productos de la tierra de cada una de las zonas visitadas que complementan una experiencia de viaje muy atractiva. La gastronomía ofrece al turista y visitante una amplia variedad de platos y vinos ligados a la dieta mediterránea y permite saborear los platos tradicionales y productos culinarios de cada comarca.


Avant

Deja una respuesta