El retorno hacia la normalidad conllevará algunos cambios de hábitos.
10 Jun 2020

El retorno hacia la normalidad conllevará algunos cambios de hábitos.

Aplicación de medidas sanitarias y protocolos de acceso a centros de trabajo o espacios lúdicos.

Paso a paso instalaciones, empresas y servicios van empezando a recuperar una cierta normalidad. El retorno a la actividad empresarial requiere que cada empresa elabore un protocolo general de seguridad y salud para adaptarse a las características de cada centro de trabajo o de actividad. Se debe garantizar la protección de trabajadores, clientes y proveedores. El cumplimiento de las disposiciones, resoluciones o indicaciones dictaminadas por las autoridades competentes, tanto sanitarias como laborales, hará cambiar los hábitos de comportamiento. En las diferentes instalaciones, recintos, espacios comunes, oficinas de trabajo,  .. etc se preparan las medidas preventivas y organizativas para planificar una vuelta a la actividad que garantice la seguridad.

En espacios abiertos y de tradicional asistencia de turistas y visitantes en un destino como el litoral de mar será un poco más compleja. #Barcelona ya trabaja para limitar el aforo y el control en las playas. El ayuntamiento de la ciudad condal incorporará video-sensores y cámaras de seguridad para detectar la ocupación en las playas y cerrar los accesos cuando se llegue a la capacidad máxima permitida para garantizar poder mantener una cierta distancia de seguridad entre usuarios.

Lloret de Mar también es otro ejemplo y ya puso en marcha un plan de medidas para que este verano pueda recibir al turismo de manera segura. Dividir las playas por sectores donde acomodar las personas mayores, familias con hijos o adultos sin niños son algunas de las propuestas que contempla este plan de retorno a la normalidad. La zona de playa también tendrá limitación del aforo y se llevará un control de acceso para velar que se respeten las instancias de seguridad tanto en la arena como en la zona de baño. Son dos ejemplos que reflejan los cambios que supondrá el regreso a una normalidad diferente.

Igual situación se encuentran las empresas del sector turístico, ya sean alojamientos, restauración o servicios complementarios, que deben adecuar sus espacios a las medidas de distanciamiento social y los protocolos de seguridad sanitaria para los clientes habituales, turistas o visitantes.

La #movilidad también se verá afectada. En los diferentes espacios o recintos en que existe la opción de poder llevar a cabo diferentes actividades, ya sean deportivas, lúdicas, de recreo o eventos de cualquier índole, también deberán adaptar sus protocolos. Flexibilizar horarios de entrada y salida para evitar aglomeraciones, aplicación de medidas higiénicas como la utilización de mascarilla o gel hidroalcohólico son algunas de las normas de obligado cumplimiento y, en algunos casos puntuales como en los eventos deportivos en el retorno a la actividad de las ligas de fútbol o de baloncesto, estos podrian tener una restricción total al acceso de público. En las zonas de trabajo o en recintos cerrados, también deberán cambiar los hábitos. Generar una ventilación adecuada de los locales, ya sea natural o forzada, reducir el contacto interpersonal con vallas de separación física o redistribución de las mesas y el resto de mobiliario son algunas de las medidas que deberán aplicarse en su entorno

Para la utilización del transporte público, la última orden ministerial elimina las restricciones de ocupación y se podrán utilizar todas las butacas disponibles. Eso si, la renovación de aire, la utilización de mascarillas y gel hidroalcohólico son medidas obligatorias para el uso del servicio. La compañía de #autocares Avant Grup ya tiene actualizados estos protocolos y a la vez que informa a través de su web de todas las medidas sanitarias que son de aplicación.

En todos los segmentos de mercado tienen medidas similares y, algunas, complementarias. Hay medidas higiénicas, de limpieza y desinfección que son comunes, ya que, de manera individual, cada uno debe mantener los hábitos higiénicos para evitar la dispersión y el contagio del virus. Una de las medidas más eficientes es el lavado de las manos, de manera frecuente, con agua y jabón. Las empresas deberán tener disponibles dispensadores de gel hidroalcohólico tanto para uso de los trabajadores como de los clientes o visitantes que puedan recibir. En algunas empresas, sin embargo, esta situación también podrá comportar la aplicación de medidas organizativas como el trabajo a distancia (teletrabajo) o la flexibilización de horarios para evitar aglomeraciones de personal en el interior de los puestos de trabajo.


La situación vivida en estas últimas semanas, también ha supuesto sensibilización no sólo en higiene y medidas sanitarias, sino también en los aspectos de solidaridad, sostenibilidad y medidas medioambientales que deben contribuir en mejorar nuestro futuro. En el sector turístico, tanto la demanda como la oferta ya se están adecuando a una propuesta mucho más sostenible y respetuosa con el medio ambiente. El turismo sostenible no es un tipo específico de turismo. Se trata de una manera de viajar pensando en cuidar el planeta y el destino turístico que visitamos. Precisamente en el sector se cree que esta pandemia ha supuesto una aceleración de la demanda de un turismo más sostenible que ya había propuesto un cambio de modelo en los últimos años. En este sentido, #Catalunya, como destino turístico, ya hace tiempo que trabaja en una apuesta por el turismo responsable, y se promueven modelos de desarrollo turístico con un mínimo impacto en el territorio para convertir al destino en un referente en turismo responsable y sostenible. Un modelo de turismo sostenible es el que hace compatible el desarrollo del sector con el respeto y la preservación de espacios naturales, culturales y sociales. La propuesta de turismo sostenible considera la actividad turística una oportunidad para revalorizar el territorio y conservar sus recursos. El éxito de la propuesta se basa en la participación conjunta de todos los agentes públicos y privados que intervienen en la actividad turística.

No hay propuesta o experiencia turística sin turistas que puedan apreciar el entorno que visitan. Para un retorno hacia la normalidad, uno de los objetivos que plantean algunos destinos turísticos es atraer un turismo responsable y sostenible para poder promover las economías locales respetando sus valores culturales y naturales. El turista de proximidad es el que comenzará a disfrutar de estas propuestas


Avant

Deja una respuesta