Descubriendo el arte y la cultura durante el verano.
24 Ago 2020

Descubriendo el arte y la cultura durante el verano.

LA HISTORIA, EL ARTE Y LA CULTURA CONFORMAN UNA AMPLIA Y VARIADA OFERTA TURÍSTICA.

La cultura es lo que hace singular a cada uno de los pueblos. Descubrir las múltiples y diferentes expresiones culturales de un territorio es el que puede marcar las diferencias a la hora de elegir un destino.

El objetivo es dar más valor a todo el patrimonio cultural, tanto el más reconocido internacionalmente como el de ámbito local y el que pasa más desapercibido. Así, se reconoce que el patrimonio cultural se extiende por todo el país y se persigue equilibrio entre los diversos territorios, para conseguir que los flujos económicos derivados del turismo cultural, lleguen a todas partes y durante todas las épocas del año. Desde siempre, Catalunya ha sido un cruce de culturas y de influencias. Antes de la consolidación de su propio idioma que se formó entre los siglos VIII y X como evolución del latín al igual que le pasó a otras lenguas como el castellano, el francés, el italiano o el resto de lenguas románicas, va comenzó a recibir el peso de otras culturas, puesto que los cristianos escribían en latín, los musulmanes lo hacían en árabe y los judíos en hebreo. Las posibilidades culturales son variadas y permiten seguir el rastro desde el hombre de Neandertal hace 8.000 años hasta la actualidad pasando por la época de los íberos, los griegos o los romanos, así como por los diversos estilos arquitectónicos, como el románico, el gótico y el modernismo, entre otros, hasta llegar al momento actual en el que reconocidos arquitectos como Jean Nouvel, Norman Foster, Richard Meier, Enric Miralles, Benedetta Tagliabue, Jacques Herzog, Pierre de Meuron o el estudio RCR se han convertido en símbolos de la nueva Catalunya que busca un lugar en el mundo. Por otra parte, en Catalunya hay más de cuatrocientos museos y centros dedicados a todas las épocas y estilos artísticos, que se complementan con una extensa programación de exposiciones abiertas y adaptadas a todos los visitantes.

Avant Grup empresa autocares barcelona
Llegada de grupos turísticos frente al Palau Nacional de Barcelona, sede el MNAC.

La pintura y la arquitectura también forman parte de su identidad. En su conjunto, el legado cultural es inmenso y procede de un pasado íntimamente ligado a su producción cultural y artística. Los visitantes saben disfrutar de la cultura en todas sus vertientes, ya que se dispone de una oferta lúdica muy extensa que abarca diferentes disciplinas relacionadas con el mundo de la cultura y el arte.

Ya sea en arte, ciencia, historia o cultura en general, se puede encontrar un museo específico para cada uno de estos conceptos. Catalunya dispone de una amplia oferta museística repartida por todo el territorio.

Si hay un interés en la cultura, la historia o la pintura, hay muchos ejemplos interesantes. Se pueden encontrar infinidad de propuestas o sugerencias. Para destacar algunas, se puede optar por disfrutar de un programa de museos de talla mundial como el Museu Nacional d’Arte de Catalunya (MNAC) o el Teatre-Museo Dalí  en Figueres. Los museos de Catalunya constituyen un itinerario que nos lleva desde el románico hasta el arte más contemporáneo y vanguardista.

Nombres propios como los de Picasso, Miró, Tàpies o Gaudí cuentan en Barcelona con museos que recogen buena parte de su obra. Las instituciones que más sobresalen en el ámbito de las exposiciones monográficas permanentes son la Fundación Miró, el Museo Picasso y la Fundación Tàpies.

También destacan las propuestas culturales y artísticas que presentan el Museo de Arqueología de Catalunya; el Museu d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA); el Museo de Pintura Contemporánea Can Framis; el Museo Europeo de Arte Moderno; el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB), especializado en cultura urbana; el Museo de Historia de Cataluña, que te lleva en un viaje desde la prehistoria al siglo XX; CosmoCaixa, con su exposición dedicada o eI  CaixaForum,, que organiza una amplia gama de programas sociales, culturales y educativos para toda la familia.

Los museos de Barcelona ofrecen una gran variedad de talleres y experiencias interactivas que se renuevan constantemente, por lo que cada visita es una aventura asegurada para toda la familia. También puede apuntarse, por ejemplo, a hacer piruletas de chocolate en el Museu de la Xocolata, construir instrumentos de percusión coreanos en el  Museu de la Música, elaborar una cesta de mimbre en el Jardín Botánico, trasladarse a la época romana y medieval durante un día en el MUHBA, o construir un submarino en una botella en el Museo Marítimo de Barcelona.

Fuera del entorno urbano de Barcelona, ​​destacan el Museo de Arte de Girona y la Fundación Gala-Salvador Dalí, en la Costa Brava, que forma parte del triángulo daliniano. Aunque en la provincia de Barcelona, ​​cabe destacar la Fundación Palau, el Museu Episcopal de Vic, en la comarca de Osona, o el Museo de Montserrat y Món Sant Benet, en la comarca del Bages, y no dejar de hacer una visita el Museu de la Ciència i de la Tècnica de Catalunya – MNATEC, en Terrassa.

Museo Episcopal de Vic, en pleno casco antiguo e histórico de la ciudad

La oferta de museos es tan extensa que el visitante puede escoger de acuerdo con lo que más le interese y en un completo recorrido por todo el país. Las Terres de l’Ebre, el Montseny, el Valle de Aran (o les Valls d’Àneu), las Terres de Ponent (con Lleida como núcleo principal y articulador), o entornos urbanos y metropolitanos como Girona, Reus, Sabadell y Terrassa, entre otros disponen de una oferta museística relativamente potente y representativa de las virtualidades del territorio. También hay otros conjuntos tan importantes el Museo Nacional Arqueológico de Tarragona (MNAT), conjuntamente con todos los monumentos romanos de la ciudad y la comarca, los museos y conjuntos arqueológicos de Empúries y Ullastret y otros pequeños museos y colecciones, fruto de la extraordinaria vitalidad cultural del país que, durante mucho tiempo, se ha expresado, entre otros ámbitos, en la formación de museos y colecciones impulsadas por eruditos locales o centros de estudios.

Panorámica del Museu de Lleida

Incluso en las zonas más rurales se haría difícil no encontrar algunos museos y colecciones, lo que representa una oportunidad de familiarizarse con el arte y la cultura de la zona. La vinculación de los museos con el turismo es histórica y ha ido aumentando en la medida en que se ha ido desarrollando el turismo cultural y las actividades culturales del turismo más generalista, Actualmente es un fenómeno incontestable, ya que en los más de los cuatrocientos museos y colecciones abiertos al público que hay en Catalunya se superan los 25 millones de visitantes.


Avant

Deja una respuesta