CICLOTURISMO. Costa Brava y Pirineo de Girona, el destino cicloturista más deseado del sur de Europa
01 Dic 2020

CICLOTURISMO. Costa Brava y Pirineo de Girona, el destino cicloturista más deseado del sur de Europa

Su excepcional comunidad ciclista le ha imprimido al territorio un ambiente de marcado carácter cosmopolita sin perder su autenticidad.

Catalunya es un destino privilegiado del Mediterráneo y un territorio de dimensiones asequibles, pero de geografía variada. El país ofrece al visitante un rico patrimonio natural y cultural y una excelente y reconocida oferta gastronómica que complementan la aventura cicloturista. Cocina, arte e historia enriquecen el cicloturismo para convertirlo en una experiencia total.

Desde una bicicleta la vida se ve diferente. Todo coge una velocidad adecuada para pasar a formar parte de un paisaje en movimiento. En la costa Brava y el Pirineo de Girona esperan muchos kilómetros de rutas y carreteras ideales para rodar con seguridad que, para los amantes del cicloturismo, hacen saborear cada tramo de territorio como si se estuviera creando de nuevo con cada pedaleada, ya sea en bicicleta de ruta, de montaña o gravel.

La variada red de carreteras secundarias, pistas y senderos conducen al usuario por paisajes muy diversos. Tanto, que en una misma salida se pueden unir calas mediterráneas, pueblos medievales entre volcanes, y puertos de alta montaña del Pirineo.

Sus temperaturas agradables todo el año, la variedad y belleza de los paisajes y la existencia de cumbres y rutas clásicas que se deberían recorrer al menos una vez en la vida. Desde el célebre Hincapie Loop en el macizo de las Gavarres, Vallter 2.000, el techo ciclista catalán de 2.150 metros de altitud, Rocaborba y Banyoles o la carretera de la costa desde Lloret-Tossa de Mar a Sant Feliu de Guíxols hacen que la Costa Brava y el Pirineo de Girona sean un destino muy a tener en cuenta para los amantes del cicloturismo.

Foto: Arxivo PTCBG. Bastista Sans

Algo ha llovido desde que Johnny Weltz, el exprofesional del Fagor y posteriormente director técnico del US Postal, eligiera la Costa Brava y el Pirineo de Girona como sede de sus entrenamientos en 1986. Weltz fue uno de los pioneros, pero el punto de inflexión llegó con el desembarco en Girona del equipo del célebre –para lo bueno y para lo maloLance Armstrong. Lo cierto es que desde entonces y a pasos agigantados, esta zona ha desarrollado un grandísimo potencial como destino deportivo, ofreciendo servicios y experiencias 100% ciclistas, con las que se puede planificar un viaje cicloturista personalizado y con servicios altamente especializados. Desde alquiler de bicicletas de alta gama, incluidas bicicletas eléctricas, alojamiento muy sensible a las necesidades de los ciclistas, con garaje específico para bicicletas, lavandería para ropa técnica, fisioterapeutas o incluso nutrición personalizada. Lo cierto es pocos lugares cuentan con este nivel de especialización que genera una completa satisfacción para visitantes y usuarios.

Dicha creciente especialización cómo destino cicloturista puede que tenga explicación en el hecho de que los gerudenses hayan convivido (y convivan) con muchos profesionales del ciclismo que han elegido la zona como destino perfecto para el entrenamiento. El resultado es un ambiente único para los apasionados de la bici donde además se puede dar la circunstancia de coincidir con algún que otro “pro“. Y es que son muchos los equipos profesionales de todo el mundo que han elegido la Costa Brava-Pirineo de Girona como sede para sus training-camps, desde Rory Sutherland, hasta Robert Gesink o Dan Martin entre muchos otros.

Foto: Archivo PTCBG. Daniel Hughes UK

Tampoco es casual que los míticos cafés ciclistas de Girona estén vinculados a ciclistas profesionales, como La Fábrica de Christian Meyer, el Federal Café del antes citado Sutherland o el Hors Catégorie de Robert Gesink. Que ciclistas y café se hayan declarado amor eterno es algo fácil de entender. Un buen café, aparte del placer para los sentidos en el momento de tomarlo, proporciona esa chispa que a veces se necesita para rodar a un ritmo alegre, o para enlazar unos cuantos puertos de montaña. Poder tomar este café acompañado de una tarta casera recién hecha, rodeado de una comunidad y ambiente ciclista entre cosmopolita y localmente auténtico. Girona, actualmente, es una de las ciudades con la ratio más alta de cafés-ciclistas por habitante.

Da lo mismo ser un ávido ciclista o un iniciado. El destino turístico de Costa Brava-Pirineo de Girona tiene todas las claves para planear futuras escapadas cicloturistas en todo su territorio i apto para todos los niveles.

Foto: Archivo PTCBG. Batista Sans

ALGUNAS PROPUESTAS DE CICLOTURISMO DE CARRETERA Y MONTAÑA

Descargando de la cuenta oficial de Costa Brava en wikiloc se pueden obtener los tracks para GPS de las principales rutas de ciclismo de carretera y montaña. Una visita a las agencias locales especializadas se obtiene una completa y detallada información sobre los viajes de cicloturismo de la temporada 2021, ya que son los auténticos expertos de la zona y que asesoran a la perfección.

¿Y SI TE LEVANTAS EN LOS PIRINEOS CON GANAS DE MAR?

El campeón del mundo de mountain bike José A. Hermida nos inspira en un viaje de la montaña al mar. Una aventura en bicicleta gravel desde los Pirineos a la Costa Brava recorriendo pistas, puertos de montaña, carreteras emblemáticas y la Via Verde de Girona. Un plan perfecto para el verano.

LAS VIAS VERDES

Las vías verdes comprenden más de 150 quilómetros de rutas perfectamente señalizadas por antiguos trazados ferroviarios, sin dificultades técnicas e ideales para recorrer en familia. La ruta del Carrilet, que enlaza Ripoll y Olot con Sant Feliu de Guíxols, es uno de los tramos más populares, muy factible para recorrer en 2 o 3 jornadas.

PIRINEXUS

350 kilómetros componen una de las rutas cicloturísticas más bellas para recorrer en bicicleta. Un auténtico paraíso por su diversidad paisajística, patrimonial y gastronómica, la Pirinexus es una ruta cicloturística circular transfonteriza que une los territorios situados a ambos lados de los Pirineos en su parte más oriental. La mitad de los recorridos discurren por vías verdes, y el resto, por caminos rurales y carreteras con una intensidad de tráfico muy baja. Aquí la bicicleta de gravel también será el mejor aliado  para disfrutar de unos kilómetros excepcionales.


CATALUNYA DISPONE DE UNA AMPLIA OFERTA PARA DISFRUTARLA EN BICICLETA.

Cocina, arte e historia enriquecen el cicloturismo para convertirlo en una experiencia total. Durante el recorrido, el ciclista disfrutará de carreteras en buen estado y de establecimientos y otros servicios preparados para atender sus necesidades que en función de la situación actual de restricciones podrá degustar en el mismo entorno o llevar para el viaje hasta destino. En Catalunya el cicloturismo de carretera es una experiencia compartida.

El cicloturismo es una actividad física que se lleva a cabo en plena naturaleza y que, cada vez más, disfruta de mayor aceptación en tierras catalanas. La práctica del cicloturismo en Catalunya resulta perfecta para combinar el ejercicio físico con el descubrimiento y conocimiento esta tierra, al mismo tiempo que, pedaleando en bicicleta, permite contemplar y admirar la belleza de sus paisajes. La existencia de diferentes tipos de itinerarios facilita el acceso a todos a la práctica del cicloturismo y lo convierten en una actividad ideal para realizar con la familia o los amigos.

En Catalunya, la práctica del cicloturismo de carretera y de la bicicleta todo terreno ha experimentado un notable crecimiento. Desde 1980 ha ido aumentando el número de usuarios bien equipados y en disposición de realizar itinerarios en el medio natural, alejados de las carreteras más transitadas. Las ganas de conocer, el respeto por la naturaleza y el ocio han sido las bases que han generado una nueva actividad turística en constante crecimiento durante estos últimos años.


Avant

Deja una respuesta